La niñera de la Reina Isabel II que fue vetada de la realeza

Todos saben a qué se enfrentan cuando se meten con la familia real británca… ¿o no? Como ejemplo, podríamos empezar por las 5 polémicas por las que la familia real británica no quiere a Meghan Markle. Pero en esta ocasión hablaremos de otro desconocido personaje.https://bed8f1580f1a6d59c42cfc2cfed6ebc4.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html?n=0

null

De ser una de las confidentes para la realeza británica a volverse una figura non grata para toda la monarquía, Marion Crawford reveló todos los secretos de los royals en un libro y eso causó más que el disgusto de todos.https://d-2249438979359935476.ampproject.net/2207221643000/frame.html

Marion Crawford, la polémica institutriz y niñera de la reina Isabel II
getty

Marion Crawford, la polémica institutriz y niñera de la reina Isabel II

Tan solo con 22 años, Marion Crawford llegó a la residencia de la realeza. Esta joven escocesa fue contratada por la duquesa de York —futura reina Madre—. Su puesto oficial era institutriz para las princesas Isabel y Margarita, ingresando en los años cuando Eduardo VIII ocuparía el trono y ocupándose exclusivamente a la educación de las niñas, quienes le decían de cariño ‘Crawfie’.

Marion Crawford, la polémica institutriz y niñera de la reina Isabel II
getty

Todas las cartas de la realeza británica dieron un giro inesperado cuando Eduardo abdicó para casarse con la plebeya y socialité Wallis Simpson. Entonces el padre de las niñas, Alberto, se volvió rey Jorge VI; esto indiscutiblemente cambió la vida de Isabel, convirtiéndola en heredera directa de la corona.

Marion Crawford, la polémica institutriz y niñera de la reina Isabel II
getty

Crawford se movió con la poderosa familia real al palacio de Buckingham y ayudó con sus nuevos roles, procurando darles una buena dosis de «vida normal» —iba con ellas de paseo, salían al supermercado, al zoológico de Londres y hasta ingresaron a las chicas scout.

Crawfie cumplió 17 años de servicio con la realeza —mismos años que retrasó su boda porque no podía casarse hasta que Isabel lo hiciera—, por eso en su retiro en 1948 la llenaron de regalos y conmemoraciones, incluyendo la casa de Nottingham Cottage y la Royal Victorian Order.https://bed8f1580f1a6d59c42cfc2cfed6ebc4.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html?n=0

Marion Crawford, la polémica institutriz y niñera de la reina Isabel II
getty

La niñera que publicó todos los secretos tras bambalinas de la realeza británica

Las cosas empezaron a estremecerse cuando dos editoras de la revista Ladies’ Home Journal contactaron al palacio de Buckingham para publicar historias de lo que ocurría en el palacio a cortinas cerradas. Todo el mundo quería saber qué sucedía cuando no veían a los royals en público, y más por la curiosidad que atraía la futura reina de Inglaterra.

Aunque Buckingham rechazó la propuesta, el gobierno británico sugirió que le preguntaran a Marion Crawford. Cuando la reina Madre escuchó de esto, le escribió a Marion:https://bed8f1580f1a6d59c42cfc2cfed6ebc4.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html?n=0

«Siento, definitivamente, que no debe escribir ni firmar artículos sobre los niños, ya que las personas en posiciones de confianza con nosotros deben ser completamente silenciadas. Si usted, al momento en que terminó de enseñar a Margaret, comenzó a escribir sobre ella y Lilibet, bueno, nunca más deberíamos sentir confianza en nadie».

Marion Crawford, la polémica institutriz y niñera de la reina Isabel II
getty

A final de cuentas la reina Madre autorizó que hubiese alguna publicación pero con firma anónima. Lo que no sabían era que el contrato que le dieron a Crawfie estipulaba que «se considerara publicar artículos con o sin el consentimiento de su majestad, bajo tu nombre, a futuros términos».

‘The Little Princesses’, el libro de Marion Crawford por el que fue vetada de la realeza británica

En 1949 le mandaron una copia a la reina Madre de lo escrito, y para su sorpresa encontró muchos detalles de «los cambios de humor del rey» y «la fría relación de la reina con Wallis Simpson».

«¡La institutriz perdió la cabeza!», exclamó la reina. Cuando Crawford ya no recibió una carta de Navidad del palacio, supo que algo estaba mal.

El trabajo sin aprobación de Marion se publicó tanto en Reino Unido como en Estados Unidos, y esta sensación editorial se convirtió en el libro The Little Princesses. A partir de entonces, Marion Crawford se convirtió en la primera empleada de la realeza en ser vetada y jamás le volvieron a hablar.Marion en un evento de la realeza

Por Regina Barberena Anaya -hace 2 horas

null

Todos saben a qué se enfrentan cuando se meten con la familia real británca… ¿o no? Como ejemplo, podríamos empezar por las 5 polémicas por las que la familia real británica no quiere a Meghan Markle. Pero en esta ocasión hablaremos de otro desconocido personaje.https://bed8f1580f1a6d59c42cfc2cfed6ebc4.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html?n=0

De ser una de las confidentes para la realeza británica a volverse una figura non grata para toda la monarquía, Marion Crawford reveló todos los secretos de los royals en un libro y eso causó más que el disgusto de todos.https://d-2249438979359935476.ampproject.net/2207221643000/frame.html

Marion Crawford, la polémica institutriz y niñera de la reina Isabel II
getty

Marion Crawford, la polémica institutriz y niñera de la reina Isabel II

Tan solo con 22 años, Marion Crawford llegó a la residencia de la realeza. Esta joven escocesa fue contratada por la duquesa de York —futura reina Madre—. Su puesto oficial era institutriz para las princesas Isabel y Margarita, ingresando en los años cuando Eduardo VIII ocuparía el trono y ocupándose exclusivamente a la educación de las niñas, quienes le decían de cariño ‘Crawfie’.

Marion Crawford, la polémica institutriz y niñera de la reina Isabel II
getty

Todas las cartas de la realeza británica dieron un giro inesperado cuando Eduardo abdicó para casarse con la plebeya y socialité Wallis Simpson. Entonces el padre de las niñas, Alberto, se volvió rey Jorge VI; esto indiscutiblemente cambió la vida de Isabel, convirtiéndola en heredera directa de la corona.

Marion Crawford, la polémica institutriz y niñera de la reina Isabel II
getty

Crawford se movió con la poderosa familia real al palacio de Buckingham y ayudó con sus nuevos roles, procurando darles una buena dosis de «vida normal» —iba con ellas de paseo, salían al supermercado, al zoológico de Londres y hasta ingresaron a las chicas scout.

Crawfie cumplió 17 años de servicio con la realeza —mismos años que retrasó su boda porque no podía casarse hasta que Isabel lo hiciera—, por eso en su retiro en 1948 la llenaron de regalos y conmemoraciones, incluyendo la casa de Nottingham Cottage y la Royal Victorian Order.

Marion Crawford, la polémica institutriz y niñera de la reina Isabel II
getty

La niñera que publicó todos los secretos tras bambalinas de la realeza británica

Las cosas empezaron a estremecerse cuando dos editoras de la revista Ladies’ Home Journal contactaron al palacio de Buckingham para publicar historias de lo que ocurría en el palacio a cortinas cerradas.

Todo el mundo quería saber qué sucedía cuando no veían a los royals en público, y más por la curiosidad que atraía la futura reina de Inglaterra.

Aunque Buckingham rechazó la propuesta, el gobierno británico sugirió que le preguntaran a Marion Crawford. Cuando la reina Madre escuchó de esto, le escribió a Marion:https://bed8f1580f1a6d59c42cfc2cfed6ebc4.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html?n=0

«Siento, definitivamente, que no debe escribir ni firmar artículos sobre los niños, ya que las personas en posiciones de confianza con nosotros deben ser completamente silenciadas. Si usted, al momento en que terminó de enseñar a Margaret, comenzó a escribir sobre ella y Lilibet, bueno, nunca más deberíamos sentir confianza en nadie».

Marion Crawford, la polémica institutriz y niñera de la reina Isabel II
getty

A final de cuentas la reina Madre autorizó que hubiese alguna publicación pero con firma anónima. Lo que no sabían era que el contrato que le dieron a Crawfie estipulaba que «se considerara publicar artículos con o sin el consentimiento de su majestad, bajo tu nombre, a futuros términos».

‘The Little Princesses’, el libro de Marion Crawford por el que fue vetada de la realeza británica

En 1949 le mandaron una copia a la reina Madre de lo escrito, y para su sorpresa encontró muchos detalles de «los cambios de humor del rey» y «la fría relación de la reina con Wallis Simpson».

«¡La institutriz perdió la cabeza!», exclamó la reina. Cuando Crawford ya no recibió una carta de Navidad del palacio, supo que algo estaba mal.

El trabajo sin aprobación de Marion se publicó tanto en Reino Unido como en Estados Unidos, y esta sensación editorial se convirtió en el libro The Little Princesses. A partir de entonces, Marion Crawford se convirtió en la primera empleada de la realeza en ser vetada y jamás le volvieron a hablar.

Marion Crawford, la polémica institutriz y niñera de la reina Isabel II
Marion en un evento de la realeza/ getty

En la reseña de dicho libro publicado en 1950 reza lo siguiente:

Inicialmente honrada como Comandante de la Real Orden Victoriana por su leal servicio a la corona, Crawfie fue demonizada por la prensa y condenada al ostracismo por la familia real por el resto de su vida como resultado de la publicación de ‘Las princesitas’. En comparación con la implacable obsesión de los medios modernos con la Casa de Windsor, el conmovedor relato de Crawfie sobre la juventud de la reina Isabel y la princesa Margarita presenta un conmovedor recordatorio de cuánto ha cambiado la vida de la realeza británica.

Marion Crawford murió a los 78 años en Escocia, y nadie de la realeza asistió al funeral. Aquí hay algunos extractos de su libro.

«Lilibet juega la parte de anfitriona a la perfección. Nunca deja a nadie fuera. Eligió quién se sentaría a su derecha y quién a su izquierda. Margaret siempre se sentaba al lado opuesto de su hermana […] Era agradable ver a estas niñas sentadas en su fiesta […], los menores aprenden estas cosas a edad muy joven. Lilibet tiene buenos modales de manera natural y es una excelente conversadora».

También añadió partes de la vida de los royals durante la Segunda Guerra Mundial.

«Para entretener a las niñas, tocábamos el piano y ellas cantaban a dueto. Cuando pienso en eso ahora veo que hubo inmensas risas y diversión a pesar de todo, y a veces Lilibet, quien era una niña muy reflexiva, hacía pausas y decía: ‘Oh, Crawfie, ¿crees que estamos siendo demasiado felices?’. Le contesté: ‘Mamá y papá quieren que sean felices, y no debemos impedirlo, ¿okey?'».

También te puede interesar

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com