El teatro mas antiguo de América Latina se encuentra en México

Se trata del «Teatro principal» se encuentra ubicado en el estado de Puebla, pocos conocen su historia, es un lugar muy céntrico y el espacio teatral más antiguo de América y que actualmente sigue funcionando, se construyó en el siglo XVIII y se le conoció como “Corral de Comedias” después como “El Antiguo Coliseo” y finalmente como “El Teatro Principal”; fue inaugurado en 1761 y en sus instalaciones se realizaron obras de teatro, ópera, música, danza, variedades, festivales, espectáculos infantiles, conferencias, asambleas e informes de gobierno.

TuriMexico

Se le considera como el espacio teatral más antiguo de América Latina, en 2011 cumplió 250 años desde su inauguración en 1761; su rica arquitectura hace que sea considerado una joya. De acuerdo a los datos de Gómez Haro, a inicios del siglo XVII un hombre que se llamaba Juan Gómez Melgarejo que era carpintero, quien era aficionado al teatro realizó sus propias obras en su casa y tuvo tanto éxito que construyó el primer teatro de la Ciudad, al cual le llamaron “El Corral de Comedias”, el Alcalde Mayor de la Ciudad, Nicolás de Villanueva y Guzmán, el 19 de junio de 1613 ordeno la suspensión de las comedias y obras de Melgarejo y también ordeno que se derribara su teatro.

Las personas prominentes que acudían a las comedias de Melgarejo se quejaron por la disposición ante el Virrey y el 30 de octubre de 1626, el Marqués de Cerralvo, don Rodrigo de Pacheco y Osorio, el Virrey de la Nueva España, concedió la licencia y autorizó la construcción de un “Corral de Comedias” con la condición de contribuir con 6 pesos por cada una de las representaciones para el Hospital de Indios de San Roque, pero fue pospuesta por distintos alcaldes que argumentaban la falta de recursos, epidemias, sequías y otras calamidades y por ende no se puedo construir el deseado Corral de Comedias.

CC-BY-SA 3.0

Pero en 1742 cuando el Coronel don Miguel Román de Castilla y Lugo, Alcalde Mayor de la Nobilísima Ciudad, eligió el lugar para la edificación del Corral de Comedias, al que se le llamó “El Antiguo Coliseo”. La construcción del teatro fue muy lenta y la impaciencia del público llegó al grado de que apenas construido el escenario iniciaron las representaciones, llevando la gente sus sillas para poder sentarse y ver las obras. En aquella época el arquitecto Francisco Xavier de Salazar, solicitó una licencia al ayuntamiento donde se comprometía en un lapso de 10 años a terminar el teatro y dar una contribución de 50 y 100 pesos de cada obra presentada al Hospital de San Roque.

Al vencer el plazo no se terminaba la obra, y el arquitecto Salazar vendió en obra negra la inversión a Juan Ruiz de Ayala, quien destinó las pocas ganancias a la celebración del “Divinisimo Corazón de Jesús” por lo que no cumplió con el compromiso de entregar al Ayuntamiento y el Cabildo al final se encargó de terminarlo. Para esta tarea el gobernador Pedro Montesinos solicitó un préstamo a las monjas de Santa Clara, quienes eran propietarias de casas de arrendamiento, las religiosas dieron 10, 000 pesos, con un interés de 5% que sirvieron para agregar un nivel más al teatro, también el Abasto de Carnes contribuyó con una fuerte cantidad de dinero para terminar este recinto que quedó ubicado en la 8 oriente sin número en el centro histórico.

También te puede interesar