ONU interfiere en los choques de Rusia y Ucrania en la central nuclear de  Zaporizhzhia

“Debemos decir las cosas como son: cualquier potencial daño a Zaporizhzhia sería un suicidio”, declaró Guterres en Leópolis secretario general de la ONU.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, advirtió este jueves que cualquier daño infligido a la central nuclear ucraniana de Zaporizhzhia sería “un suicidio”, después de que Rusia y Ucrania se acusaran mutuamente de bombardear la planta, la más grande de Europa.

Guterres se mostró “profundamente preocupado” por la situación de la central y pidió que esta no se utilice “para ninguna operación militar”.

“Necesitamos urgentemente un acuerdo para restablecer Zaporizhzhia como infraestructura puramente civil y para garantizar la seguridad de la región”, declaró.

Ucrania asegura que Rusia almacena armas pesadas en la central de Zaporizhzhia y que desde allí bombardea posiciones ucranianas. También acusa a las tropas rusas de efectuar disparos contra sectores de la central con el fin de atribuir esos bombardeos a Ucrania.

Las autoridades rusas negaron haber desplegado armas pesadas en el lugar y afirmaron que allí solo hay unidades encargadas de garantizar la seguridad de las instalaciones.

Moscú acusó además a Kiev de preparar una “provocación arrolladora” en la central con ocasión de la visita a Ucrania del secretario general de la ONU.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, pidió a las Naciones Unidas que garanticen la seguridad en la central, donde el aumento de los combates ha hecho temer un incidente nuclear.

“La ONU debe garantizar la seguridad de este objeto estratégico, su desmilitarización y la completa liberación de las tropas rusas”, dijo Zelensky en un comunicado tras reunirse con el jefe de la ONU.

El mandatario ucraniano denunció el “terror deliberado” provocado por Rusia, que “puede tener consecuencias catastróficas para todo el mundo”.

Zelensky también dijo que él y Guterres, reunidos en la ciudad occidental de Lviv, habían discutido un acuerdo negociado por la ONU destinado a aliviar el empeoramiento de la crisis alimentaria mundial, y mostraron sus esfuerzos para garantizar que las exportaciones ucranianas continúen.

En una publicación en Telegram debajo de dos fotos de la reunión de Zelensky y Guterres, el líder ucraniano agregó: “Acordamos continuar con la coordinación de la implementación de la iniciativa de granos”.

“También discutimos las posibles direcciones de su desarrollo, el tema de la deportación ilegal y forzada de ucranianos, la liberación de nuestro personal militar y médicos del cautiverio”, dijo.

Según el acuerdo marco del 22 de julio negociado por Turquía y las Naciones Unidas, Ucrania logró a principios de agosto reanudar las exportaciones desde sus puertos del Mar Negro, que habían estado estancadas durante cinco meses debido a la invasión de Rusia el 24 de febrero.

También te puede interesar