Atacan depósitos de combustibles en Rusia

Un depósito de petróleo ardió ayer en el aeropuerto de la ciudad rusa de Kursk tras ser atacado por un dron, mientras en la madrugada otros dos drones impactaron en un tanque de combustible de la fábrica Slava en la región de Briansk, también colindante con Ucrania.

De confirmarse la autoría –y el gobierno de Kiev ni confirma ni desmiente su posible participación en hechos de esta naturaleza– sería el cuarto ataque con drones en territorio ruso en lo que va de semana, después de lo ocurrido el lunes anterior lejos de la frontera con Ucrania en los aeródromos militares de Ryazan y Engels que albergan aviones estratégicos capaces de portar proyectiles nucleares.

“Como resultado de un ataque con dron se produjo un incendio en un depósito de petróleo. No hay víctimas. El fuego se está sofocando”, informó el gobernador de Kursk, Roman Starovoit, sin proporcionar ningún detalle adicional en su cuenta en Twitter.

Hacia las 11 de la mañana (hora local de ayer) el fuego abarcaba una extensión de cerca de 500 metros cuadrados, declaró a la agencia Interfax un vocero del servicio de bomberos.

El aeropuerto de Kursk, que desde que comenzó la guerra sirve sólo a la aviación militar, se encuentra a 100 kilómetros de distancia del punto más cercano de Ucrania y había sido atacado en otra ocasión, el pasado 6 de agosto, aunque las autoridades no dieron ningún pormenor de lo ocurrido entonces.

En el ataque en la fábrica de Briansk, que el 30 de noviembre ya había sido blanco de lo que la prensa rusa llamó una “acción de sabotaje que afectó tres tanques de combustible”, en esta ocasión apenas hubo daños, ya que el depósito estaba vacío en ese momento, según el canal Baza de Telegram.

En octubre pasado, el presidente Vladimir Putin decretó “el nivel medio de reacción” en las regiones colindantes con Ucrania (Briansk, Belgorod, Krasnodar, Kursk, Voronezh y Rostov, sin contar la península de Crimea), pero los ataques en territorio ruso no sólo no han cesado, sino que son cada vez más frecuentes.

A raíz de los ataques más recientes, Putin celebró ayer, por videoconferencia, una reunión del consejo de seguridad de Rusia y ordenó tomar medidas adicionales de protección de la infraestructura petrolera y las instalaciones militares en el sur del país.

El Kremlin, por medio de su portavoz Dimitri Peskov, atribuyó a Ucrania los ataques de esta semana: “el régimen ucranio va a continuar estas acciones terroristas, lo dice abiertamente; por supuesto, son un factor de peligro y nos hace tomar las medidas pertinentes”, señaló.

En tanto, así como Putin apareció de sorpresa el lunes en el puente de Crimea, su homólogo ucranio, Volodymir Zelensky, lo hizo ayer en la ciudad de Slaviansk, bastión de las tropas de Kiev en Donietsk, declarado por Moscú como parte de la Federación Rusa.

En su breve visita a la línea del frente, en ocasión del Día del Ejército, Zelensky arengó a los soldados al decir: “celebro esta fecha con nuestros combatientes en el Donbás. La zona de combates se extendió, la lucha es más dura, el precio, más alto. Estoy seguro de que podremos celebrar este día en Donietsk, Lugansk y también en Crimea”.

Rusia y Ucrania efectuaron ayer el enésimo intercambio de prisioneros bajo la fórmula de 60 por 60, confirmaron ambas partes.

También te puede interesar

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com