En Aguascalientes sentencian a 196 años de prisión a explotador

Dos sujetos que en el 2018 explotaron laboralmente a 14 menores de edad y a una fémina adulta, originarios de Chiapas, al obligarlos a mendigar en Aguascalientes, fueron sentenciados, cada uno, a 196 años 6 meses de prisión por el delito de trata de personas.

Sin embargo, de acuerdo con los artículos 25 del Código Penal Federal y 18 de la Constitución Federal, se limitó la condena a solamente 60 años de prisión para cada uno de los procesados, identificados como José Antonio Rodríguez Rodríguez y/o José Rodríguez Rodríguez y Domingo López Rodríguez, que además tendrán que pagar 15 mil 750 días de multa, equivalentes a 1 millón 269 pesos.

En el 2018, José Antonio y Domingo se trasladaron a la comunidad denominada Israelita de Simojovel, en Chiapas, donde “engancharon” a las víctimas y las convencieron de venir a Aguascalientes ofreciéndoles trabajo temporal como vendedores de fruta. A la fémina adulta también le dijeron que trabajaría lavando ropa.

Las víctimas aceptaron la propuesta ya que les ofrecieron sueldos de dos mil pesos mensuales, ropa y calzado nuevos, así como alimentos de primera calidad en un periodo de cuatro a siete meses. En diferentes fechas, los sujetos trasladaron a los ofendidos al domicilio del padre de José Antonio, en la comunidad de Chamal, en Chiapas, pero luego los movilizaron a la Ciudad de México y finalmente a Aguascalientes.

LOS EXPLOTARON

Los 14 menores de edad y la mujer adulta fueron confinados en un domicilio en la calle Nieto del Barrio de San Marcos y desde su llegada se dieron cuenta del engaño del que fueron víctimas ya que los sujetos comenzaron a darles malos tratos y a obligarlos a la mendicidad.

Las víctimas fueron obligadas a pedir dinero en los cruceros de las avenidas Convención e Independencia, en el fraccionamiento Circunvalación Norte; Convención y Universidad, en el fraccionamiento Las Arboledas; Convención y Siglo XIX, en la colonia Del Trabajo, así como en diversos puntos de la avenida Adolfo López Mateos, cerca de la Plaza Monumental de Toros, entre otros lugares.

José Antonio y Domingo obligaban a los menores de edad a realizar malabares con la cara pintada como payasos, a subirse en los hombros de sus compañeros para ejecutar diversas suertes, además de limpiar parabrisas y otras actividades.

Por cada día de trabajo, los explotadores exigían a cada víctima cantidades que iban desde los 400 pesos hasta los 700 pesos y cuando no completaban el monto eran golpeadas, las dejaban sin comer y las sometían a vejaciones.

Los ahora sentenciados dieron instrucciones a los ofendidos sobre qué responder si alguien intentaba auxiliarlos y los manipularon para que no intentaran escapar. Además, les exigían saldar una supuesta deuda de 8 mil pesos a cada uno por haberlos traído a Aguascalientes a trabajar.

SENTENCIADOS

Por fortuna, todas las víctimas fueron rescatadas por las autoridades y devueltas a sus familiares, mientras que José Antonio y Domingo fueron detenidos y sometidos al proceso penal correspondiente por el delito de trata de personas.

Finalmente, el Tribunal Unitario de Enjuiciamiento con sede en el Primer Partido Judicial sentenció a José Antonio y Domingo a 13 años 6 meses de prisión por cada víctima menor de edad y el pago de 2 mil días de multa, mientras que por las vejaciones a la fémina adulta recibieron una pena de 7 años 6 meses de prisión y 1,500 días de multa, para un total de 196 años 6 meses de prisión.

Dentro de lo establecido en la reparación del daño, deberá tratarse psicológicamente a las víctimas, además de que personal de la Fiscalía General del Estado acudirá a la comunidad chiapaneca de donde se les sustrajo para alertar a la población sobre los delitos de esta índole.

También te puede interesar