Orgullo LGBTQ+ vuelve a las calles de Sao Paulo

Cientos de miles de personas tomaron la principal avenida en Sao Paulo el domingo para celebrar el regreso del orgullo LGBTQ+ a las calles después de una pausa de dos años debido a la pandemia de coronavirus.

En un día de invierno, gris y frío por estas latitudes (16 grados al mediodía), la mayoría sin disimular prefiere la clásica mezcla de fiesta, música alta, declaraciones y marcas registradas. Buscando un nuevo público en la calle Paulista. «Es uno de esos días del año en los que puedo expresarme porque crecimos escuchando que ser gay es un error», explicó Matthews Candido, de 22 años, poco antes de que comenzara la fiesta del mediodía. Empieza a bailar desde las primeras cuerdas de una de las decenas de autobuses que durante el día convierten la calle en una gigantesca discoteca al aire libre.

El desfile de este año se produce antes de las elecciones, que se celebrarán dentro de cuatro meses. “Vota con orgullo” es el lema de esta vigésima sexta edición. “Nuestro actual presidente (Jair Bolsonaro) dice: ‘Mátennos o golpéennos’”, dijo Joanna Anselmo, amiga de Cándido, quien también tiene 22 años. Dejaron claro que, por eso, votarían por el candidato que los quería vivos, Luiz Inacio Lula da Silva. No es que el expresidente esté generando revuelo innecesario entre los asistentes al Orgullo, pero lo ven como la elección indiscutible de cara al épico duelo de octubre. Porque, como Maite Schneider, dijo, «hay muy pocas opciones».

Los organizadores esperan tres millones de participantes. Entre la multitud, parejas homosexuales que nunca han usado el orgullo, veteranos con muchos volantes a sus espaldas, madres transgénero con niños y adolescentes, valientes que enseñan mucha piel, jóvenes de barrios suburbanos o de otras ciudades acuden con orgullo a la feria. Su identidad de género, que para muchos era imposible en su día a día o no hace tanto tiempo. Candido recuerda haber crecido «como una especie que no sabías que existía». Su familia, como la mayoría de su círculo de amigos, sabía que él era parte del Orgullo. Creció en una ciudad como São Paulo, que es más grande y más abierta a los ciudadanos LGTBI que la mayoría de los brasileños, que son conservadores y tienen el récord mundial de asesinatos de personas transgénero.

Entre los asistentes había drogadictos violentos que fueron dispersados ​​por la policía en mayo durante la demolición de Cracolandia, el mercado al aire libre más grande de Brasil, ubicado en un barrio cercano. Esta es la primera vez que Renan Lacerda, de 31 años, y Anderson Alves, de 33, se unen a la gran fiesta anual de la comunidad LGBTQ. El primero dijo: «Siempre hemos querido sentir esta energía, esta libertad, aquí podemos abrazarnos y besarnos… sin miedo». La pareja es de Amazonas, uno de Manaus y el otro de Belén.

El presidente Bolsonaro visitó dos ciudades conservadoras este fin de semana para andar en motocicleta con sus seguidores. No hace mucho tiempo, se mudaron juntos a una ciudad del estado de São Paulo.
Veterano de Schneider. Dice que participó en cada una de las 26 ediciones, este año se han instalado pabellones gigantes hechos con las banderas de Brasil y la comunidad LGBT. Su petición personal en la camiseta: «Sé ciudadano y acepta la constitución». Dijo que en octubre votará “por los que entienden que todos tenemos derecho a ser y presentarnos como somos”. Young le dice a Anselmo que se unió a la Marcha del Orgullo 2022 para que dejen de matar a gays, lesbianas y transgénero… para terminar con la discriminación en el establecimiento, para que haya más personajes LGBT en las telenovelas, para que las personas transgénero dejen de hablar por a ellos. , para vestirse, peinarse y maquillarse como quieran sin ofenderse en la calle y claro, porque esta es una gran fiesta donde se sienten seguras.

También te puede interesar

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com