«El grande» testifica en caso García Luna

En el juicio contra el exsecretario de Seguridad Pública Genaro García Luna, Sergio Villarreal ‘El Grande’ describió cómo los Beltrán Leyva fabricaban cocaína falsa para entregársela a policías corruptos en los decomisos de drogas.

El operador del cártel relató una historia en la que 20 toneladas de cocaína que pertenecían a Arturo Beltrán Leyva fueron interceptadas por funcionarios de Aduanas en un puerto en Manzanillo.

Entonces, dijo, Beltrán Leyva llamó al padre de un funcionario de Aduanas y los dos llegaron a una solución: reemplazar los bloques de cocaína incautados con bloques falsos hechos de azúcar y harina, mezcladas con acetona y éter.

“Envasaríamos (la droga falsa) como si fueran otros ladrillos de cocaína”, declaró.

“Los cubrimos con barniz para que se vieran brillantes y parecieran ladrillos de cocaína”, relató.

Los ladrillos de azúcar y harina fueron luego intercambiados con los funcionarios de Aduanas por las 20 toneladas de cocaína real. 

El intercambio permitió a los funcionarios de Aduanas afirmar que habían incautado drogas, mientras que el cártel no perdió la suya.

Eso complació a Beltrán Leyva, dijo ‘El Grande’.

Implican a militares en narcoprotección

En el segundo día de comparecencia en la Corte del Distrito Este de Nueva York, Sergio Villarreal Barragán, ‘El Grande’, reveló que elementos del Ejército también estaban coludidos con el Cártel de Sinaloa y ofrecían protección a cambio de dinero.

El narcotraficante, que es el primer testigo que declara en el juicio contra el exsecretario de Seguridad Pública Genaro García Luna, dijo que mandos militares y soldados impidieron, al menos en una ocasión, que el Rey Zambada fuera capturado.

Al narrar la guerra que se desató al interior del Cártel, tras el rompimiento de los Beltrán Leyva, ‘El Grande’ dijo que proporcionaron información sobre el paradero del Rey Zambada, sin embargo, los militares vendieron esta información al capo y logró eludir la captura.

La detención de Zambada, aseguró, se consiguió en un segundo intento, pero en ese operativo el propio Villarreal y otros integrantes de los Beltrán Leyva fueron disfrazados de agentes de la entonces Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) y ayudaron a elementos reales de la PGR, para sorprender al Mayo en una casa de la Colonia Lindavista de la CDMX.

‘El Grande’ dijo que existía preocupación que una vez detenido ‘El Rey’ fuese cambiado por otra persona, por lo que ordenó que se le tomarán fotografías, pues en México, por la corrupción imperante, todo es posible.

Ante los miembros del Jurado, Villarreal Barragán se quejó que el día de su captura, el 12 de septiembre de 2010, los elementos de la Marina que hicieron el operativo en su casa, en el fraccionamiento Puerta de Hierro, se robaron todo lo que pudieron.

También te puede interesar

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com