Roddick: «La homosexualidad es ilegal, pero tenemos tenistas abiertamente homosexuales…»

Este martes se anunció la creación de ‘6 Kings Slam’, un torneo de tenis de exhibición que contará con la presencia de jugadores de la talla de Rafa Nadal, Carlos Alcaraz, Novak Djokovic, Daniil Medvedev, Jannik Sinner y Holger Rune.

Sin duda, un cartel de lujo para un evento que llega con polémica. Y es que lo organiza Arabia Saudí, país que está en el ojo del huracán por vulnerar sistemáticamente varios derechos universales

Mujeres y homosexuales son dos de los colectivos más discriminados, algo que causa indignación en el mundo del tenis, sobre todo entre los exjugadores, que pueden expresarse con más libertad al no estar ya en activo.

Uno de ellos es Andy Roddick, que no se cortó un pelo a la hora de destacar la enorme contradicción que existe en el hecho de que el circuito femenino esté negociando la entrada de Arabia Saudí, ya sea para organizar un torneo Premier 1000 o incluso las WTA Finals, todavía sin sede para este 2024.   

“El diablo está en los detalles. La homosexualidad es ilegal. Pero tenemos jugadores abiertamente homosexuales. Kasatkina salió del armario el año pasado. Si va allí a jugar, ¿le estamos diciendo simplemente que se tome una semana de descanso de su sexualidad?» lamentó Roddick en el podcast del periodista Jon Wertheim.

«¿Cómo protegemos a nuestros propios jugadores cuyas decisiones de vida se consideran criminales cuando ingresan a este lugar? ¿Cómo protegemos esos mecanismos? ¿Y se puede confiar en lo que se dice ahora cuando se pone en práctica?» reflexionó el exnúnero 1 del mundo.

Roddick se une a leyendas con Martina Navratilova y Chris Evert, ganadoras de 18 títulos de Grand Slam cada una, que criticaron en una columna en el ‘Washington Post’ la posible decisión de la WTA de trasladar las Finals -el torneo que reúne a las mejores ocho tenistas del año- a Riad por ser «incompatible con el espíritu del tenis femenino».

«No es solo que en ese país las mujeres no sean vistas como iguales, es un país en el que existe una ley por la que la mujer es propiedad del hombre. Un país que criminaliza la comunidad LGBTQ hasta el punto de condenas a muerte. Un país cuyo registro de los derechos humanos y libertades básicas ha sido objeto de preocupación internacional durante décadas», dijeron las dos leyendas del tenis.

Entre las jugadoras en activo, hay opiniones para todos los gustos. Pese a que tenistas como la tunecina Ons Jabeur se han mostrado a favor de que haya torneos en Arabia Saudí, otras como la rusa Daria Kasatkina, que se declaró homosexual en 2022, han criticado la decisión de la WTA de trasladar torneos a este país, en el caso de ésta por no sentirse segura.

También te puede interesar