Nadal queda fuera del US Open en octavos

Pressure is a privilege” (La presión es un privilegio). La frase se lee en una plaqueta colocada en una esquina del Arthur Ashe con la que los jugadores se chocan no bien salen del vestuario y antes de pisar el cemento del estadio de tenis más grande del mundo. El concepto, de una leyenda como Billie Jean King, les recuerda a los tenistas que están frente a una oportunidad única. Frances Tiafoe (24 años; 26° del ranking) era consciente de que el partido por la cuarta ronda del US Open sería un reto notable y que, para superarlo, debería redoblar su esfuerzo. Tantas veces inestable emocionalmente, el estadounidense jugó uno de los partidos más serios de su vida y dio un gran golpe en el último grande del año, al derrotar a Rafael Nadal (segundo favorito) por 6-4, 4-6, 6-4 y 6-3, en tres horas y 33 minutos.

Invicto en la temporada en torneos grandes (22-0; títulos en Australia y Roland Garros, walkover en las semifinales deWimbledon), la locomotora Nadal se detuvo en la estación Flushing Meadows, en el día 8 del major estadounidense.

La derrota de anoche del ruso y campeón defensor, Daniil Medvedev, ante Nick Kyrgios, aseguró un nuevo líder del ranking una vez que se actualice y, en ese escenario, Nadal es el que tiene mayores posibilidades de saltar a la cima. Las tendrá, incluso, habiendo perdido con Tiafoe: para que ello suceda, ni su compatriota Carlos Alcaraz, ni el noruego Casper Ruud, deberán llegar a la final del domingo. El circuito masculino se prepara para unas apasionantes próximas horas.

En el Labor Day (día del trabajo), Tiafoe se encumbró como el tenista estadounidense más joven en alcanzar los cuartos de final de Flushing Meadows desde Andy Roddick (24 años), en 2006.

El próximo rival de Tiafoe será el ruso Andre Rublev (9°), que más temprano derrotó al británico Cameron Norrie (7°) por un triple 6-4.

También te puede interesar