Teatro que nace “Detrás de los escombros”

De acuerdo a los especialistas, al hablar de “gentrificación” nos referimos al proceso de transformación de un espacio urbano deteriorado o en declive, con una reconstrucción o rehabilitación realizada por las dinámicas del mercado y el aumento de la demanda por espacios comerciales y residenciales. Regularmente busca impulsar el crecimiento de la zona, pero no siempre respetando el pasado y como fenómeno creciente, expulsando a las clases populares.

Ganar y perder. Justo eso es lo que cuestiona la puesta en escena “Detrás de los escombros”, obra de teatro participativo que llega a Foro “El 790” (Prisciliano Sánchez 79, Col. Americana), que cuestiona precisamente los procesos de modernización de las ciudades y como la manera en que poco a poco las torres de departamentos, plazas comerciales y cambios en el uso de suelo han impactado en el incremento de los costos de la vida cotidiana.

La obra se presenta los sábados 20 y 27 de agosto con funciones a las 18:00 y 20:00 horas cada día. Cuenta con las actuaciones de Esther Yuen, Alejandro López, Donaldo Barrier y Karina Casillas, bajo la dirección de Enrique Arroyo.

La puesta en escena nos lanza una reflexión sobre cómo se han encarecido los servicios públicos, los arrendamientos, las actividades recreativas, entre otros; y esto ha obligado a muchos habitantes a desplazarse hacia las periferias de la ciudad.

De una forma amena, divertida, con risas pero sin dejar de criticar, así es el mensaje de “Detrás de los escombros”, que lanza una reflexión sobre estos procesos y su efecto en las personas, para algunos, positivo, para otros catastrófico, pero al final, transformador; lanzando una pregunta: ¿es posible desarraigar los recuerdos? ¿migrar tras una vida entera en el mismo lugar?

La compañía que está detrás de este proyecto es Súbete El Cierre, originaria de Guadalajara bajo la coordinación de Enrique Arroyo. El perfil de sus producciones busca gestar  obras de alto impacto social que cuestione las problemáticas actuales.

Entre sus colaboraciones se encuentra su participación en el ciclo Teatro para Nocturnos de Comunidad Cultura UNAM, para quienes han diseñado Entre Romeos y Aprender a Julieta.

¿De qué trata?

El viejo vecindario poco a poco está siendo vendido. En medio del ruido de maquinaria de construcción, “Estela” busca amarrarse a sus raíces. “Germán” y “Alberto” debaten el futuro de su propiedad. Afuera, un guía de turistas invita a conocer las fincas.

Este es el panorama que espera a los habitantes de Barrio Libertad, quienes ven tras de sí el cierre de comercios y el derrumbe de edificios.

Ha aumentado la plusvalía y el barrio que una vez conocieron es cada vez más lejano. Las consecuencias de la especulación inmobiliaria les orillan a tomar decisiones mientras un nuevo bar se instala en el callejón y las maletas de turistas vienen y van.

También te puede interesar