¿Te gusta leer? Estos 4 libros atraparán tu atención

Esta semana te recomendamos leer estos cuatro libros, entre ellos, “El club de las llantas ponchadas” de Rodrigo Plancarte de la Garza y “La escalera eléctrica” de Ana García Bergua

El club de las llantas ponchadas de Rodrigo Plancarte de la Garza

La Mala Actitud es como una llanta ponchada; si no la cambias no llegas a ningún lado y pasas en consecuencia a formar parte en automático de algún Club de las Llantas Ponchadas en el que viven cientos de personas sin salir nunca de él, sin encontrar a su propia Auto-Vulcanizadora. Rodrigo Plancarte, en este libro, propone un método ágil y cálido para que logremos encontrar nuestras metas y acabemos con esas llantas ponchadas que a veces se atraviesan en nuestra vida: la desesperación, la frustración, la depresión y el autoabandono. Tras leer este libro, sean bienvenidos al Club de las Llantas Sanas todos aquellos que desean hacer cambios en su vida y que necesitan fórmulas para hacerlo, todos aquellos preocupados por el cómo impactan a los demás, todos aquellos que desean avanzar en convertirse en mejores Seres Humanos, todos aquellos deseosos en mover sus conductas y como dice Gandhi: «si nos arreglamos el pelo todos los días, ¿por qué no nos arreglamos el corazón?».

La escalera eléctrica de Ana García Bergua

El estilo de Ana García Bergua se caracteriza por combinar la realidad con elementos fantásticos y mágicos a través de una prosa evoсadorа у poética. En esta serie de micro ficciones nos traslada a mundos parados a partir de una mirada del día a día, de los pensamientos que no pueden ser extensos porque la escalera eléctrica tiene un trayecto breve; en la otra cara de la moneda, puede convertir el viaje de la antorcha Olímpica

en un ritual donde la población mundial puede participar y hacerla llegar a su destino realmente de mano en mano. ¿Hasta dónde nos pueden llevar nuestros pensamientos? En el universo de Ana García Bergua, no hay límites. Desde un regreso a los tiempos del Trolebús hasta un entrañable recuerdo de los años sesenta. don de una madre cree fervorosamente en los OVNIS y los tiene presentes hasta el final de sus días.

El Lejano Oriente en la poesía mexicana de Elsa Cross

El Lejano Oriente en la poesía mexicana es una compilación de los poemas que se han escrito en México sobre el Lejano Oriente desde 1900, cuando José Juan Tablada visitó Japón. Resultaría difícil imaginar que un interés común por el Oriente haya llegado a convocar aquí a 141 poetas mexicanas y mexicanos. No obstante, en la diferencia está la pertenencia. En su prefacio, dice Elsa Cross: «Los poemas aquí reunidos visitan desiertos, selvas y montañas, ruinas y jardines, templos y burdeles; se hunden en la introspección o se desbocan en la extroversión. Obedecen a diferentes ideas de la poesía y poseen incontables estilos, así como muy distintos grados de refinamiento y de logro poético. Hay sonetos lo mismo que poemas visuales, recreaciones épicas y plegarias, palíndromos y recetas de coctelería; hay tonos solemnes, sarcasmo corrosivo, lirismo puro, reflexión filosófica y crítica social y aun política. Algunos poemas brotan del sueño o la fantasía, y otros del impacto que han dejado en el poeta obras plásticas y literarias, teatrales, musicales y cinematográficas de aquellos lugares del mundo; y hay también poemas surgidos de la meditación o la visión interior».

Lealtad de Carmen Boullosa y Magali Lara

Lealtad existió inicialmente como poemas de Carmen Boullosa, y «todo lo demás» de Magali Lara, una pequeña edición impresa a mano en el Taller Martín Pescador (1980). Se tiraron cien ejemplares en prensa plana. Diez los trabajó Lara con acuarela y se forraron con piel. Les fue muy bien en la presentación. Se agotó la edición y después se hizo un segundo tiraje en la Escuela Nacional de Artes Plásticas. Magali Lara explica Lealtad así: «puede describirse como un libro de artista, un libro de poesía o una colaboración entre una poeta y una artista visual». Esta nueva edición, Lealtad alterado (2022), que Carmen Boullosa convierte tantos años después en una suerte de ensayo visual mediante comentarios en palabras e imágenes, es una prueba irrefutable de la energía que Lara y Boullosa congregaron en esos años, aunque en esta ocasión es Boullosa quien rehace el libro original, construyendo un diálogo entre el pasado y el presente, con una libertad y capacidad visual que siempre la han caracterizado.

También te puede interesar