En ‘Casi un hogar’, Rafael Ortega reflexiona sobre la paternidad a través de la pintura

El artista visual inaugurará el próximo 14 de febrero su más reciente exposición, que se inspira en sus vivencias en familia, los roles padre-hijo y las implicaciones de la crianza, en el Centro Cultural Casa Purcell

La exposición de pintura “Casi un hogar” de Rafael Ortega es el resultado de un proyecto apoyado por el Programa de Estímulos a la Creación y Desarrollo Artístico PECDA 2023 cuyo título original describe de manera poética las intenciones de esta serie: “Algo que casi podríamos llamar hogar o de cómo la paternidad es un panorama siempre incierto”.

Las 12 piezas que a partir del próximo 14 de febrero se podrán apreciar en la galería del Centro Cultural Casa Purcell son producto de las observaciones y preguntas que el artista hizo de su propio entorno, de su rol como padre de familia y de las implicaciones de la crianza de los hijos.

“De unos años para acá me interesé mucho en cómo la gente se relaciona entre ellas y cómo esas relaciones construyen a los sujetos, cómo mediante las relaciones nos vamos construyendo, y unas de esas relaciones son las relaciones familiares”, comentó el artista en entrevista.

“El interés en este proyecto surge de cómo los sujetos se construyen mediante las relaciones familiares. Soy padre y también era un constante miedo ver todos los errores que llegué a cometer van a hacer eco y puede ser que repitan durante generaciones, entonces es una cuestión bastante fuerte, la crianza, que afortunadamente estoy con mi esposa, y vamos uno y uno, pero no deja de haber cierto recelo”, agregó.

Las obras de mediano formato –con el que se distancia de las piezas más pequeñas que llegó a trabajar en el pasado– reflejan interacciones familiares, momentos íntimos, a veces de manera directa o a veces en composiciones que modifican las figuras y las formas para recalcar ciertos símbolos y significados.

Asimismo, se derivan de algunas de las pinturas que mostró en su exposición previa, “Un fantasma cargado de carne”, que estuvo en la galería del Centro Cultural La Besana en el verano del 2021, donde ya comenzaba a darle forma a esta exploración de las construcciones sociales y las relaciones a partir de su entorno más cercano.

“Para mí la pintura es tiempo, dedicarle a estar manchando, a estar generando las figuras. Me gusta mucho eso, el sentarme y trabajar, el estar viendo cosas constantemente y ver elementos de otro contexto que pudieran funcionar para mi trabajo”, comentó sobre su trabajo con el óleo, al que ha dedicado los últimos años de su carrera.

La serie, además de que juega con elementos de la cultura pop, que intervienen algunas de las escenas, le permitió al artista explorar el aspecto emocional de la paternidad, algo que suele quedar en segundo plano ante las prioridades de los roles de género tradicionales, que indican una preocupación por cuestiones más “prácticas”.

“Casi un hogar” se inaugurará el 14 de febrero en punto de las 19:00 horas en el Centro Cultural Casa Purcell, en una ceremonia donde también se abrirán las puertas de la exposición “Pieles ajenas” de Daniela Elidett.

También te puede interesar