Con obra ‘El convivio del difunto’ clausuran Muestra Nacional de Teatro Coahuila 2022

REDACTADO: Mayra Murillo

Tras diez días del evento teatral más importante del país, le toco a la ‘Compañía Nacional de Teatro de la Ciudad de México’ ofrecer a los laguneros esta propuesta.

Con la puesta en escena ‘El convivio del difunto’, fue clausurada la Muestra Nacional de Teatro Coahuila 2022, celebrada del 10 al 19 de noviembre con sede en esta ciudad.

La cita fue este sábado en punto de las 20:00 horas en el Teatro Isauro Martínez, donde se logró un lleno total.

Dicha muestra llegó a Torreón con el entusiasmo de que la audiencia gozara ampliamente del talento escénico, ya que cada grupo teatral mostró en estos diez días el desempeño de la comunidad teatral.

Para el cierre de tan interesante muestra, le tocó el turno a la Compañía Nacional de Teatro de la Ciudad de México ofrecer a los laguneros esta propuesta teatral de Martín Zapata, la cual permitió reflexionar sobre el amor, la amistad, la lealtad, la culpa y la traición, eso sí, todo con bastante humor.

El elenco del montaje está integrado por Arturo Beristain (Mauricio), Diana Fidelia (Magda), Sonia Franco (Silvia), Mariana Giménez (Leonor), Erando González (Alejandro) y Rodrigo Vázquez (Alfonso).

La historia se desarrolla en el comedor de una vivienda, donde según Alejandro, el médico de la familia, Mauricio ha muerto, por lo que su pareja Leonor, lamenta su pérdida.

Lo extraño e inaudito es que Mauricio, después de muerto, sigue hablando, por lo que su mujer cuestiona al médico la situación y éste le asegura que no hay duda del deceso.

Acepta que es un caso extraño sobre lo cual no hay explicación, pero que lo más seguro es que en las próximas horas ocurrirá la muerte total, como debe ser.

Leonor se comunica con los amigos de Mauricio y de ella, que son Alfonso y Silvia, pero sin decirles de lo ocurrido, hasta que llegan a su casa, les manifiesta que Mauricio murió, y todos quedan asombrados porque el muertito sigue hablando.

De pronto éste se presenta en el comedor de la casa y se inmiscuye en la charla como si nada. Por su parte Magda, la trabajadora del hogar, les sirve jaiboles y prepara un delicioso mole.

Magda asegura que quizá Mauricio no se ha muerto del todo porque su alma está “atorada”, es decir, hay algo que no lo deja “irse”.

En el convivio, también la trabajadora del hogar es invitada a la mesa, se platican de historias y viajes compartidos, sobre todo uno que próximamente harían a Venecia.

Magda, Alejandro y Mauricio se van a la cocina a preparar el mole y en el comedor se quedan Leonor y Alfonso, éste asegura que ellos son los responsables de que Mauricio no “parta” a la otra vida.

Su alma está “atorada” porque ellos lo han engañado y traicionado, debido a que desde hace 26 años son amantes y nadie lo sabía.

Todos estos años han vivido bajo la idea de que es posible tener relaciones “paralelas”, se aman, pero también aman a sus parejas. La situación provoca que en Alfonso se manifieste cierta culpa, por todos estos años que ha engañado a su mejor amigo.

Alfonso no resiste y confiesa su engaño y traición. Mauricio pide a Leonor y a su amigo que abandonen la casa, mientras que Silvia, la esposa de Alfonso, le dice a éste que lo dejará, pero que explique a sus hijos la situación.

En un momento se quedan solos Silvia y Mauricio, y éste le confiesa que en un tiempo estuvo enamorado de ella, pero por respeto a Leonor y a Alfonso, nunca se lo dijo.

En la conversación se manifiestan su amor, bailan y se besan. Mauricio dice que él, con la complicidad del doctor, preparó todo, para que saliera a la luz lo que estaba pasando.

Tenía sospechas, pero no estaba seguro. Desafortunadamente mientras Mauricio y Silvia planean su nueva vida, éste sufre un infarto y muere.

Las actuaciones de los seis actores fueron ovacionadas por el público

Se apreció una escenografía minimalista y a lo largo de las dos horas de función ininterrumpida, todo permaneció intacto.

Una vez finalizada la puesta, Daniel Miranda Cano, coordinador nacional de teatro, Ana Sofía García Camil, secretaria de cultura de Coahuila y Antonio Méndez Vigatá, director del Instituto Municipal de Cultura y Educación, agradecieron la participación de grupos teatrales y público en general en la edición 42 de la Muestra Nacional de Teatro, por lo que se dispusieron a develar una placa de clausura, misma que permanecerá en el Teatro Isauro Martínez.

De igual manera entregaron un reconocimiento a la Compañía Nacional de Teatro, por el 50 aniversario de su fundación.

Finalmente anunciaron que será el estado de Jalisco la próxima sede de la Muestra Nacional de Teatro 2023, a celebrarse en el mes de noviembre.

También te puede interesar