Zimapán, un invierno entre cañones

Desde deportes extremos hasta aguas termales, este rincón hidalguense tiene todo para una experiencia inolvidable

Entre calles empedradas, belleza de paisajes y al pie de la sierra hidalguense, encontramos al municipio más grande de Hidalgo, no solo en extensión, si no por el corazón de su gente, Zimapán, sexto Pueblo Mágico del estado.

Con atractivas e inigualables vistas panorámicas, este mágico lugar abraza a todo aquel que busca refugiarse en la inmensidad de los espectáculos naturales con los que cuenta, sobre todo en época invernal.

Y es que abraza un escondite con aguas cristalinas y termales, en donde el silencio, la paz y quietud resultan ser el mejor regalo para esta época decembrina.

Una joya escondida que guarda este mágico municipio son las grutas de Xajhá, paraíso escondido que alberga cañones y formaciones geológicas que harán vivir una experiencia única e inolvidable a quienes las visiten.

Aunque este Pueblo Mágico no solo alberga serenidad, superar miedos, explorar límites y encontrar motivación es todo lo que se necesita para que se atrevan a vivir en este municipio, ya que también se pueden practicar deportes extremos llenos de aventura, adrenalina y emociones.

Tirolesa, ciclismo, rápel, escalar o senderismo son algunas de las actividades que este lugar ofrece para las personas dispuestas a disfrutar del aire libre y de la adrenalina que produce las cavernas de este sitio expresamente abierto a ser descubierto por quienes gusten de la adrenalina.

Sin duda alguna, estos majestuosos e impactantes atractivos naturales arropan el sentir del visitante y turista, dejando boca abierta a todo aquel que pisa tiene la fortuna de pisar y conocer Zimapán.

También abrazará el alma de las y los viajeros la cocina local que ofrece chalupas, cecina seca, y enchiladas; además de postres como el pan casero, tamales de dulce, y existen bebidas de frutas de la estación, que se degustan en curados o vinos.

También te puede interesar