Molotes, el sabor de Acaxochitlán

Explora el corazón de Acaxochitlán y encuentra esta delicia culinaria en cualquier puesto de comida

Acaxochitlán es uno de los Pueblos Mágicos recién nombrados en Hidalgo, nombramiento idóneo porque le da realce a su cultura, tradición y sobre todo a su sabor, ya que dentro de su abanico de sabores hay un antojito que debe ser saboreado y disfrutado al máximo: los molotes.

Con masa de maíz que se tiñe con chile guajillo se forman unas tortitas ovaladas que se rellenan de papa sazonada con cebolla, chile y perejil. Se sirve con salsa verde, lechuga, cebolla y queso, col o cilantro, un platillo que solo aquí se puede probar.

Es muy sencillo encontrar esta delicia culinaria en cualquier puesto de comida en este Pueblo con Sabor, ya que es popular y económico, lo cual es un pretexto más para no dejarlo de probar.

Acaxochitlán es de esos municipios que envuelven al turista con su belleza natural, paisajes que le dan sazón hasta a sus platillos, la sonrisa y sencillez de su gente; su arquitectura y todo lo que rodea a este lugar deleita la vista y el paladar a los gustos más exigentes.

Llegar a este sitio es disfrutar de los paisajes de la Sierra de Tenango con escenarios pintados de colores por las flores que se dan en el lugar y los pinos que enmarcan estas postales, así como las neblinas que de forma frecuente abrazan el camino hacia este hermoso municipio hidalguense.

El centro de este pueblo indígena se engalana con el resplandor de su antigua iglesia parroquial Santa María de la Ascensión, construida en 1568, que logra captar la atención de todo aquel que la visitan por su decoración, cuyo interior es de fecha más reciente, junto con la capilla y el altar terminada entre los años 1793-1845‬, dedicada al Señor Colateral, muy venerado por el pueblo y responsable de las tradicionales fiestas celebradas en su honor en mayo.‬

Comer molotes frente a este escenario, es vivir una aventura única, un sabor que sólo se puede encontrar en este grandioso pueblo de Hidalgo.

¿Cómo llegar a Acaxochitlán?

De la Central de Autobuses del Norte, en la Ciudad de México, se toma un autobús hacia Tulancingo, un trayecto que dura alrededor de 2 horas y media. Una vez estando en Tulancingo, se toma un transporte local el cual se dirige a Acaxochitlán.

En auto, partiendo desde la Ciudad de México, se toma la autopista México-Pachuca y después la salida a Pahuatlán para seguir por la carretera Tulancingo-Huachinango, en donde hay una desviación para llegar a este hermoso Pueblo con Sabor.

También te puede interesar