Regresa el tank top un básico de los 2000

Que la moda es cíclica ha quedado más que demostrado con las tendencias que han triunfado en los últimos años. Temporada tras temporada somos testigos de cómo vuelven aquellas prendas de vestir y complementos que arrasaban en el street style hace ya varias décadas y cómo se adaptan a la actualidad.

Las prescriptoras de estilo, junto a la generación Z, son en parte responsables de esta vuelta de antiguas tendencias que vuelven para revolucionar la industria. Si 2021 fue el año en el que se impusieron los pantalones o vestidos que más se llevaban en los 90, este 2022 será recordado por ser el año del gran regreso de piezas de vestir que marcaban los looks de las celebridades a principios de los 2000.

? El tank top, la camiseta básica que marcó varios de los looks de Sarah Jessica Parker y de Jennifer Aniston hace más de veinte años. En la cabecera de Sexo en Nueva York, Carrie Bradshaw combinaba su icónico tutú blanco con una camiseta sin mangas en color rosa.

Una pieza muy cómoda y versátil que rápidamente conquistaba a la actriz, que en numerosas ocasiones demostró que esta pieza era un básico de armario, como cuando se dejó ver por las calles de Manhattan con unos pantalones de pana con el bajo remangado, un pañuelo con estampado de leopardo y complementos -sombrero y botines- en marrón.

También te puede interesar