Las mascotas exóticas que la reina Isabel II le heredó a su hijo Carlos III

Uno de los mayores interrogantes que se plantearon en las redes sociales cuando se conoció el fallecimiento de la Reina Isabel II fue: ¿Qué ocurrirá con todos sus animales?. Es sabido que la monarca era una gran fanática de los animales y que no solo tenía perros y caballos, sino que en sus castillos también poseía animales exóticos.

Quien heredó toda la responsabilidad de mantener a dichos animales con vida y en perfectas condiciones fue su hijo, el actor Rey Carlos III. El nuevo monarca no solo deberá reinar, sino que también tendrá que procurar por el bienestar de los animales de la Reina Isabel II.

¿Qué animales tenía la Reina Isabel II?

La monarca era fanática de los perros de raza Corgi, incluso en muchas oportunidades la vimos posar frente a la cámara con sus perros. Los dos últimos perritos de la Reina Isabel II quedaron a cargo del príncipe Andrés y de su ex esposa, Sarah Ferguson.

Isabel II también poseía muchos caballos, ya que los criaba y entrenada para competencias. Todos ellos pasaron a manos del Rey Carlos III. El nuevo monarca también deberá cuidar de 32 mil cisnes de Támesis (los cuales son censados todos los años), ballenas, delfines y peces esturiones.

¿Qué otras cosas heredó el Rey Carlos III?

El Rey Carlos III también heredó de su madre costosas obras de arte de la colección privada de la madre, joyas (las cuales muchas pasaron directamente a Camilla Parker, la Reina Consorte), autos, documentos históricos, palacios, entre otros objetos de valor.

El nuevo monarca también es propietario del histórico campo de cricket conocido como “The Oval”, tierras de cultivo al sur de Inglaterra, propiedades cerca del mar, oficinas en Londres, y el depósito de un supermercado suburbano. Sin dudas el Rey Carlos III tiene muchas preocupaciones de las cuales ocuparse, nadie dijo que reinar era “algo fácil”.

También te puede interesar