La tendencia de bibliotecaria se lleva mejor con el color de moda en un look café latte

Sólo en la última semana, Kaia Gerber, Hunter Schafer y Sydney Sweeney han sido fotografiados con lentes, demostrando que la tendencia de bibliotecaria llegó para quedarse.

En marzo de 2023, Miuccia Prada cambió la forma de vestir de las mujeres… otra vez. Y esta vez revivió el atractivo de la mujer bibliotecaria. Hacía demasiado tiempo que sus microfaldas y sus suéteres que dejaban al descubierto el ombligo se propagaban por editoriales brillantes y poblaban la página de una cuenta de Instagram creada al efecto. Era el último suspiro del revival del efecto 2000 llegando a su punto de saturación. Y así, Miuccia Prada lanzó el guante, enviando a un grupo de bibliotecarias y académicas agotadas –con lentes ovaladas, faldas hasta la rodilla y robustos zapatos de tacón– por la pasarela de Miu Miu Otoño-Invierno 2023.

Look de bibliotecaria de Miu Miu OtoñoInvierno 2023
Look de bibliotecaria de Miu Miu OtoñoInvierno 2023

Se trataba de reconstituir lo “feo” como algo “bello”, que ha sido la tónica general del trabajo de Miuccia Prada desde que diseñó un vestido de noche hecho de arpillera. Y se pueden rastrear las runas de esa colección de Miu Miu en casi todo lo que ha venido desde entonces: incluso antes de que oyéramos hablar de la llamada “estética de office siren”, las influencers con lentes subían videos a TikTok y estilistas como Jamie-maree Shipton habían empezado a utilizar lentes de bibliotecaria con monturas oversize en sesiones de fotos sexys.

Esta tendencia regresa para demostrarnos que no se trata del accesorio en sí, sino de cómo lo llevas; pero aún más, se trata de cómo los discursos sociales modelan la tendencias y nuestra percepción de ellas, y de cómo las personas con poder tienen la posibilidad de cambiarlas según sus gustos y creencias.

Cómo vestir como bibliotecaria con falda y botas cafs en marzo 2024
Cómo vestir como bibliotecaria con falda y botas cafs en marzo 2024

Poco después, Julia Fox empezó a llevar gafas graduadas en sus paseos y, sólo en la última semana, Kaia Gerber, Hunter Schafer y Sydney Sweeney han sido fotografiadas luciendo sus propios lentes con montura.

Sydney Sweeney con look caf latte de bibliotecaria

Sin embargo, Sydeny Sweeney se lleva el premio con la tendencia de vestir como bibliotecaria al llevar sus lentes de montura con un look café latte. Así, la actriz de Euphoria llevó esta nueva tendencia geek con el color más sofisticado de la temporada en todas sus tonalidades, empezando por el suéter de cuello alto color camel, la minifalda de punto en color café y las medias opacas que hicieron resaltar aún más las suntuosas botas color chocolate que remató con un abrigo de cuero de juego. Un conjunto definitivamente sexy y elegante que cobra un nuevo aire gracias a los lentes que le dan un toque intelectual y ultra sofisticado.

Vale la pena señalar que a la cultura pop no siempre le han gustado mucho los lentes, por lo que ayuda el hecho de que estas personas sean ricas, famosas y convencionalmente atractivas para que los lentes luzcan intrínsecamente sexys y llamativos sin poner a quienes los llevan en riesgo de ser llamadas “cuatro ojos” por personas más populares que ellas.

Mujer con look de bibliotecaria
Julia Fox con camisa oversize sin pantalones

En general, se trata de un hecho afortunado: Miuccia Prada, y ahora Hollywood, entienden que hay cierto romanticismo en acomodarse unos lentes sobre la nariz y marcar cuidadosamente algo en un fólder. En términos de moda, lo “geek” ya no pertenece exclusivamente a los cómics sino a toda una tendencia de moda que recupera el atractivo de la inteligencia y el amor por el conocimiento. ¿Tal vez llevas el pelo recogido con un suéter de botones y un tirante del bra asomando por el hombro? Al fin y al cabo, por algo se le llama “geek chic”, y amamos la idea de que la inteligencia y el atractivo físico dejen de ser oponerse y se unan en esta nueva tendencia de moda.

¿El truco para lucir la tendencia de bibliotecaria? Llevar los característicos lentes de montura y las tradicionales prendas de bibliotecaria (como faldas midi, medias, camisas y suéteres de punto), en conjunto con una prenda más atrevida o en tendencia, como un blazer oversize, stilettos, minifaldas o, incluso, sin pantalones.

También te puede interesar