La reina Isabel II murió de cáncer de médula ósea

Por Fabián RC

El documento de defunción de la reina Isabel II establece que murió «a una edad avanzada», un amigo del difunto esposo de la reina, el príncipe Felipe, reveló que la reina tuvo una relación muy estrecha con el príncipe Felipe en los últimos meses de su vida. y las enfermedades de los huesos se han mantenido en secreto.

“Había oído que la Reina tenía una forma de mieloma, cáncer de médula ósea, lo que explicaría su cansancio y pérdida de peso y esos ‘problemas de movilidad’ que a menudo nos preocupaban. El síntoma más común del mieloma es el dolor en los huesos, especialmente en la pelvis y la parte baja de la espalda, y el mieloma múltiple es una enfermedad que suele afectar a los ancianos”, escribió Brandreth en la biografía que será publicada por partes en el Daily Mail.

“Elizabeth: An intimate portrait”, es el título del texto que el amigo del difunto Duque de Edimburgo escribió sobre la reina, quien falleció el 8 de septiembre pasado, a los 96 años, en el castillo de Balmoral, en Escocia.

“¿Le dieron esteroides a la reina para ayudarla a pasar ese importante último día de servicio hace dos semanas? ¿Ese moretón en el dorso de la mano que vimos en las fotografías de ella con Liz Truss era la marca dejada por una cánula intravenosa? ¿O fue simplemente el tipo de hematoma accidental que viene con la vejez?

“Todo lo que sé es que la ‘causa de muerte’ en su certificado de defunción se dará simplemente como ‘vejez’, tal como lo fue para el duque de Edimburgo el año pasado”, mencionó.

Indicó que el matrimonio que compartieron la reina y el duque de Edimburgo, de más de 70 años (el príncipe falleció el 9 de abril de 2021) era muy fuerte y la reina estaba determinada a pasar los últimos días de su esposo a su lado.

“Su renovada determinación de mantener el ritmo de los deberes reales, tras la pérdida de su marido, se debió en parte a que no quería ceder a ninguna forma de autocompasión: ‘Mi esposo, ciertamente, no lo habría aprobado’”, citó en el texto a la reina.

Bandreth apuntó que el duque de Edimburgo había estado en una cama de hospital instalada en su vestidor en el Castillo de Windsor y esa mañana había ido al baño acompañado de una enfermera. Cuando volvió dijo que se sentía un poco mareado y quería ayuda para irse a su cama. Murió poco después.

“La reina aún no se había levantado. Y no la llamaron hasta que llegó un médico y declaró muerto al duque. A pesar de su intenso dolor personal, fue una fuente de gran consuelo para su familia y vio que era su ‘deber cristiano’ seguir adelante lo mejor que pudiera”, añadió.

Asimismo, señaló que la reina aceptó con naturalidad su cercanía de la muerte: “La verdad es que Su Majestad siempre supo que el tiempo que le quedaba era limitado. Aceptó esto con toda la gracia”, señaló en su escrito, que forma parte del libro que saldrá a la venta el 8 de diciembre.

De acuerdo con la BBC, que citó extractos del certificado de defunción de la reina, murió de “vejez” a las 15:10 hora local, en el castillo de Balmoral, Escocia, el 8 de septiembre. Tenía 96 años.

Los Registros Nacionales de Escocia publicaron el certificado el 29 de septiembre y fue firmado por su hija, la princesa Ana. La muerte fue anotada el 16 de septiembre por el Registro General de Escocia.

Brandreth fue miembro del Parlamento británico entre 1992 y 1997. Es periodista, editor, presentados, guionista de televisión, dramaturgo, actor, locutor de radio y productor de teatro. Es reconocido como un gran orador y posee el récord del discurso ininterrumpido de sobremesa más largo de la historia, pues duró 18 horas, en un acto de beneficencia, publicó Quién.

También te puede interesar

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com