Fuertes Críticas contra Kanye West por burlarse de la apariencia

El volcán de la moda que es Ye, el artista antes conocido como Kanye West, sigue entrando en erupción y provocando críticas.

Críticas contra Kanye West por llevar una camiseta de "White Lives Matter"
Imagen: Ye, cortesía de Gap

El volcán de la moda que es Ye, el artista antes conocido como Kanye West, sigue entrando en erupción y provocando críticas. Lo último, el bombardeo de ataques en Instagram contra el diseñador a cuenta de un diseño de una camiseta de Yeezy con el lema «White Lives Matter», que fue rápidamente denunciado por el fundador de la marca.

El eslogan, a menudo asociado a grupos supremacistas estadounidenses, pudo verse además en una camiseta de manga larga diseñada por Ye y que se encargó de lucir la nieta de Bob Marley durante una presentación celebrada este lunes por la noche en París. La misma camiseta la llevaba la política de derechas Candace Owens, que también asistió. Muchos consideraron que era inapropiado y desfasado mostrar esto en una pasarela parisina, aunque no se pretendiera hacer daño.

El movimiento global Black Lives Matter, que tiene sus orígenes en los Estados Unidos, ha compartido un comunicado en el que decía: «Mientras que algunos pueden ver el truco de Kanye y Candace como una distracción, nosotros sabemos que perjudica a miles de familias que luchan por la justicia de sus seres queridos asesinados por la violencia sancionada por el Estado. Puede generar una confusión tóxica y utilizarse para legitimar las agresiones violentas contra la población afroamericana. Luchar contra la desinformación sin dejar de hacer el duro [trabajo] que requiere la liberación no es nada nuevo para nosotros».

La editora colaboradora de Vogue Gabriella Karefa-Johnson, que se reunió con Ye antes del desfile, dijo en un post de Instagram –ahora borrado– que el comportamiento del diseñador era «increíblemente irresponsable y un acto peligroso». Mientras que en su réplica Ye entró a burlarse de la apariencia de la Sra. Karefa-Johnson y de su posición dentro de la comunidad de la moda.

El insulto y el incidente entre ambos terminó captando la atención de los altos directivos de Condé Nast, Grupo desde el que, a través de la cuenta oficial en Instagram de la revista Vogue, salieron en apoyo de su editora, afirmando que fue «atacada y acosada».

En otros desplantes anteriores, Ye sugirió que la muerte de Virgil Abloh podría haber sido causa de la presión del Grupo LVMH y su jefe Bernard Arnault. Sidney Toledano, el presidente del grupo de moda LVMH, también fue atacado, y Ye declaró que «no le gustó» cómo el Sr. Toledano habló con el director creativo de Givenchy, Matthew Williams, antes de su desfile.

Las continuas quejas públicas han llevado a Ye a rescindir sus contratos con Gap Inc. y pronto con Adidas, además de dividir mucho la opinión sobre sus acciones, que muchos, después de París, consideran egocéntricas, narcisistas e innecesariamente agresivas.

Su desfile Yeezy «SZN9» en la Semana de la Moda de París también fue criticado tanto por el New York Times («fue una granada que le salió el tiro por la culata») como por Business of Fashion («las provocaciones de West le dan un altavoz que no merece»).

Aunque Ye no ha explicado públicamente la consigna ni ha mostrado su arrepentimiento por haber insultado a la editora colaboradora de Vogue, en un post en Instagram publicado a última hora del martes escribía: «Nos hemos disculpado mutuamente por la forma en que nos hemos hecho sentir. Ambos hemos experimentado la lucha por la aceptación en un mundo que no es el nuestro».

También te puede interesar