El príncipe William reapareció para retomar sus deberes oficiales y su cambio físico lo dice todo

Después de la cirugía de la princesa Kate y el diagnóstico de cáncer del rey Carlos III, el príncipe William retomó sus deberes reales y su cambio físico dice más que los comunicados oficiales.

Este miércoles, el príncipe William reapareció para cumplir con sus deberes reales. Después de un periodo de ausencia en el que acompañó a Kate Middleton durante y después de su cirugía de abdomen, y tras darse a conocer la noticia de que su padre, el rey Carlos III padece cáncer. Y sí, su cambio físico lo dice todo.

De acuerdo a la BBC: “El príncipe William realizó una ceremonia de investidura en el Castillo de Windsor el miércoles y aparecerá en un evento benéfico esta noche. Se espera que asuma compromisos adicionales en ausencia del Rey”.

En la cuenta oficial de William (41 años) y Kate (42), inactiva desde el 29 de enero, reapareció el príncipe de Gales, acompañado del siguiente mensaje: “Honrando a personas increíbles que hacen cosas increíbles en nuestras comunidades en todo el país.”

Las centenas de comentarios no tardaron en aparecer, la mayoría de apoyo, acompañamiento y solidaridad, pero en algunas se observaba el sorprendente cambio físico del príncipe.

¿Qué le pasó al príncipe William?

Si bien 1992 fue nombrado el “annus horribilis” para la Casa Real Británica, este es el mes ‘horribilis’: Kate fue sorpresivamente operada el pasado 17 de enero, Carlos III ingresó en un hospital de Londres para ser operado de la próstata y, días después, se informa que el monarca del Reino Unido una forma de cáncer (sin explicar de qué tipo).

La última aparición pública de William ocurrió hace más de tres semanas y aunque el príncipe había prometido acompañar a su esposa durante su recuperación, tras el anuncio de que el rey Carlos inició un tratamiento contra el cáncer, el príncipe de Gales reapareció.

En su reaparición, “el heredero al trono se encontró en el Castillo de Windsor llevando a cabo una ceremonia de investidura, que es una de sus obligaciones habituales como Príncipe de Gales. La exfutbolista inglesa Elena White estuvo entre los que recibieron honores en el evento de hoy, así como David Shreeve, quien cofundó un grupo de acción ambiental con el botánico de televisión David Bellamy, y Francis Dickinson, quien resolvió un misterio marítimo de 80 años de antigüedad. Localización de los restos de un submarino que se perdió en el mar durante la Segunda Guerra Mundial”, como detalló The Mirror.

Sonriente como siempre, vestido en uniforme militar, pero notoriamente más delgado de lo normal, el semblante del príncipe William es un claro reflejo de los duros momentos familiares que está atravesando.

Mientras tanto, el padre de William y su esposa, Carlos y Camila, tras habes estado dos días en Londres, viajaron en helicóptero a su residencia real campestre de Sandringham. El pasado lunes, el Rey anunció que tenía cáncer y que iniciaría su tratamiento, el cual es ambulatorio.

Aunque siempre ha sido un hombre esbelto, el semblante de William no pueden ocultar todo lo que han significado los acontecimientos recientes, que hacen evidente la fragilidad de la vida humana. El príncipe de Gales retomará sus deberes oficiales y su protagonismo en la casa real británica.

También te puede interesar