Belleza irreal: el uso de filtros en redes sociales contribuye al Trastorno de Dismorfia Corporal

Es más común que esta alteración se desarrolle en adolescentes e influencers por su acercamiento a aplicaciones como Facebook, Instagram, Twitter y Snapchat

Las personas que sufren este trastorno no se sienten cómodas con su cuerpo. (Foto: rinaningtias, Getty Images)
Las personas que sufren este trastorno no se sienten cómodas con su cuerpo. (Foto: rinaningtias, Getty Images)

En los últimos años se ha registrado un incremento considerable en el uso de redes sociales en México, en especial durante de la pandemia de COVID-19, pues aplicaciones como Facebook, Instagram, WhatsApp, TikTok, Twitter, Zoom, Google Classroom y Snapchat se convirtieron en las favoritas gracias a que permitieron mantener comunicación a distancia. Aunque su funcionalidad en general trajo muchos beneficios, también sobresalieron algunos factores que ponen en riesgo la integridad de los internautas.

Compartir información personal, cambiar contraseñas desde links falsos recibidos a través de correo electrónico y entrar a páginas sin verificar el URL de acceso, son errores frecuentes. Durante esta apertura también resaltaron problemas emocionales y trastornos como depresión, ansiedad y dismorfia corporal en algunos usuarios.

El trastorno de dismorfia corporal se presenta con mayor frecuencia en adolescentes. (Foto: María Korneeva/Getty Images)El trastorno de dismorfia corporal se presenta con mayor frecuencia en adolescentes. (Foto: María Korneeva/Getty Images)

De acuerdo con la psicóloga Nallely Ruiz -egresada de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México-, la dismorfia corporal es la percepción distorsionada que una persona tiene sobre su fisionomía. De alguna u otra manera quienes presentan este trastorno se sienten incómodos con su cuerpo tal y como es, por lo que mentalmente modifican las partes que les generan inseguridad hasta el grado de pensar que realmente son así.

“La dismorfia corporal es un trastorno o una patología que desarrolla una percepción distorsionada sobre la apariencia física. Esta distorsión es imaginaria porque solo la persona que lo padece se da cuenta, es algo que causa un malestar emocional, ya que te ves al espejo y no te gustas para nada, te ves defectos que te crean inseguridad y baja autoestima”, dijo.

¿Cuál es la relación que existe entre el trastorno de dismorfia corporal y las redes sociales?

Antes la edición de fotografías solo se podía realizar en centros especializados con un costo elevado, ahora está los filtros están al alcance de la mano. (Foto: Paula Daniëlse/ Getty Images)
Antes la edición de fotografías solo se podía realizar en centros especializados con un costo elevado, ahora está los filtros están al alcance de la mano. (Foto: Paula Daniëlse/ Getty Images)

Un factor de las apps que en su momento maravilló a los internautas y contribuyó a su popularización fue la facilidad con la que se pueden usar filtros. Con tan solo un click los usuarios pueden viajar de la playa al espacio sideral, pero no solo eso, también pueden modificar su vestimenta, cabello, cejas, ojos, nariz y labios, todos rasgos característicos de cada persona.

A quién no le gusta un filtro en donde se vea más guapo [porque] ‘si me veo más guapo tengo más likes’.

Estas herramientas digitales son divertidas hasta que se usan sin control, pues según explicó la psicóloga Nallely Ruiz, pueden ser un factor determinante para que una persona desarrolle un trastorno de dismorfia corporal.

Durante la pandemia por coronavirus los usuarios se divirtieron usando filtros sin control. (Foto: Justin Pumfrey/ Getty Images)Durante la pandemia por coronavirus los usuarios se divirtieron usando filtros sin control. (Foto: Justin Pumfrey/ Getty Images)

“Cuando las redes sociales no se utilizan como un buen instrumento puede ser peligroso […]El uso de los filtros altera una percepción de la realidad, entonces si los utilizamos existe una distorsión y puede provocar que el usuario quiera parecerse a cómo se ve en ese filtro… va a hacer todo lo posible para parecerse a como se ve con el filtro, pero es algo que está fuera de la realidad”, comentó.

La especialista explicó que estas prácticas pueden convertirse en una “necesidad” para lograr ideales de belleza que son inalcanzables al menos de que se recurra a otro medios como operaciones estéticas. También pueden generar ansiedad y malestar.

“Es un prototipo especializado que probablemente es inalcanzable porque me cambia el color de los labios, me los pone más estéticos, la nariz más afilada, a lo mejor los pómulos muy bonitos, ojos grandes, dientes blancos”, dijo.

El trastorno de dismorfia corporal puede ocasionar ansiedad y malestar general en quienes la padecen. (Foto: Kelvin Murray/Getty images)El trastorno de dismorfia corporal puede ocasionar ansiedad y malestar general en quienes la padecen. (Foto: Kelvin Murray/Getty images)

Yo me percibo de otra manera a lo que realmente soy. Es un yo idealizado que no existe.

La psicóloga de la UNAM comentó que este trastorno suele presentarse con mayor frecuencia en adolescentes porque “ocupan estos filtros buscando un prototipo de belleza”, además de que se encuentran en una etapa de su vida donde están construyendo su identidad. Pero no es un padecimiento exclusivo, pues considera que los adultos e influencers pueden caer en este padecimiento.

También te puede interesar